Inscripción Cursos regulares

Contenidos Cuqui

Inscribirse

Próximos Talleres

Junio

Sin Eventos

Julio

Sin Eventos

Agosto

Sin Eventos

Leyenda japonesa. Kaguya, princesa de la luz brillante

He aquí­ una bonita leyenda japonesa que, como no, a veces nos resultará familiar en algunos pasajes. En este caso hablaremos de Kaguya (luz brillante) o Kaguya Hime (princesa luz brillante), y entre otras cosas veremos que, no solamente la fuerza de la naturaleza estaba siempre relacionada con la fuerza física masculina, sinó que los antiguos, también eran muy conscientes de que la fuerza o ira femenina, puede equipararse (y/o superar, verdad? 😉 ) a la masculina.

Cuentan en Japón, que había una vez una encantadora parejita de ancianos que no tuvo nunca descendencia. Cierto dí­a, el anciano fué a cortar unas ramas de bambú para recolectar brotes, y se fijó en un árbol de bambú del cual surgía luz de su interior…

… Cuando cortó el bambú, descubrió a un bebé en su interior. Como no, se lo llevó a casa y hablando con su mujer decidieron quedárselo por entender que era un regalo de los Dioses. El bebé resultó ser una niña, y decidieron llamarla Kaguya-Hime (Princesa de la Luz Brillante). A partir de aquel día, cada vez que el anciano cortaba un bambú, encontraba oro dentro de él… y como no, apenas tardaron en hacerse ricos.

Con el tiempo, Kaguya creció y se convirtió en una preciosa joven. Su elegancia y hermosura fueron conocidas por todo el país y los pretendientes se contaban a patadas. Se dice que 5 príncipes le pidieron la mano, y la muchacha, que no quería casarse con nadie, les pidió tareas imposibles como requisito para casarse con alguno de ellos (encontrar el cáliz sagrado de Buda, encontrar una rama de oro y plata, encontrar una túnica sagrada, unas joyas de colores que brillaban al cuello de un dragón y una concha especial de las golondrinas… anda, que cuando una mujer no quiere… 😛 )

Evidentemente, todos fracasaron en su intento. Pero ahí­ es donde aparece nuestro príncipe de turno, que se enamora perdidamente de Kaguya, pero ella también se negó, diciendo que ella no era de este planeta. El prí­ncipe, cual moscardón discotequero, seguía empeñado con ella, erre que erre.

Sin embargo, durante el asedio principesco, se dice que la joven, cuando por las noches miraba hacia la luna, sus ojos se llenaban de lágrimas. Su anciano padre, preocupado por ella le preguntó el porqué de sus lágrimas y ella le respondió que realmente no era de este planeta, que procedía de la luna, y que era allí donde debería regresar en la próxima luna llena, en la que la vendrían a buscar.

Su anciano padre, preocupado, explicó el problema al príncipe, tratando de encontrar una solución a su marcha, y el príncipe decidió enviar un ejército de soldados para que custodiasen la casa de la princesa por la noche para que nadie se la llevara. Llegado el día (bueno, en este caso, la noche :P), cuando la luna volvió a ser llena, una luz cegó a todos los soldados y sus ánimos de luchar desaparecieron. Mientras, la princesa se despidió de sus padres, diciendo que no deseaba irse, pero que era su destino, e igualmente se despidió del príncipe mediante una carta.

El príncipe, desolado al recibir la carta, ordenó que un ejército entero (manía tienen los tios en hacer cualquier cosa mediante un ejército !! jejejeje) subiera a la montaña más alta (el Monte Fuji) y quemar la carta de la princesa, con la esperanza de que llegara a su destinataria, estuviese donde estuviese.

Años después, de la luna cayó la capa que las personas de la luna le dieron a la princesa Kaguya-Hime. Un monje, llamado Miatsu, que pasaba por ahí­ se enteró de la historia de la princesa y fue a ver al emperador. Le dijo que si alguna vez la luna llena aparecía más de lo debido, llevaran la capa al Monte Fuji y la quemaran. Cuando el emperador preguntó la razón, el monje le dijo que la princesa Kaguya había recibido la carta que él había quemado tanto tiempo atrás, y que se encontraba molesta por no haberse podido quedar en el planeta, por lo que había decidido convertir a la tierra en un lugar como la luna: sin espacio ni tiempo, sumida en la noche eterna, para poder regresar. El emperador le pidió al monje que sellara a Kaguya en un lugar del cual jamás pudiera salir. El monje Miatsu lo hizo así, en un espejo del palacio (que fue conocido como espejo de la vida o de la luna) con los cinco objetos que la princesa había pedido a sus pretendientes, como llaves de abertura y cerradura del portal entre la luna y la tierra (el monje los tenía); de esta forma la humanidad estaría a salvo del poder de la princesa.

La princesa Kaguya se enteró por medio de un susurro de un sirviente del palacio que estaba encargado de cuidar el espejo que la mantenía cautiva del hechizo y el engaño del emperador, así que le pidió a una de las personas de la luna que hiciera que del Monte Fuji cayera fuego, lava, cenizas y gases venenosos que causaran la muerte de la región entera. La persona así lo hizo, y tomando la furia de la princesa como componente principal, creó al volcán (antes era nada más una montaña), que no hizo erupción debido a que la rabia de la princesa no era suficiente así que tenían que esperar hasta que la rabia de la princesa se acumulara y fuera la suficiente para hacer estallar al volcán. Desde entonces las erupciones del Fuji (pocas en la historia), han sido violentas, debido a la furia de Kaguya-Hime.

Esta leyenda es muy popular en Japón. Incluso un satélite japonés, encargado de estudiar la luna (Selene) tuvo el sobrenombre de Kaguya mediante una votación popular.

Si te ha servido o lo has encontrado útil, o simplemente te a gustado, salúdame por los comentarios. Lo agradezco más de lo que piensas, ;) Gracias.
Marina Salvador

About the Author:

Burlesque Experience con Marina Salvador. Clases, Talleres y Despedidas de Soltera.

36 Comments

  1. sofia Septiembre 29, 2015 at 3:32 am - Reply

    puedes poner los versos de cada uno de los cinco objetos y del manto celestial?
    a mi me gusto mucho la historia, me encantas este tipo de historias

    • marina Octubre 15, 2015 at 6:09 pm - Reply

      Sofia, Rakuda, Ariel, María y Carmen: gracias por vuestros comentarios
      🙂

  2. Raduka Agosto 7, 2015 at 5:09 pm - Reply

    Es una historia con consistencia y ademas me gusta esa parte donde dice ke la fuerza vital masculina puede ser aquiparada o superada por la “Ira femenina” Ya k esto es cierto he sido una testigo de k esto es evidente en la vida…
    de una mujer a kien admiro

  3. ariel Agosto 2, 2015 at 4:25 am - Reply

    muy buena la historia…. la verdad no la conocia… me encanto!!!

    • Maria Agosto 4, 2015 at 7:04 pm - Reply

      Y a mi!! Me a encantado es una leyenda que da gusto contar!

  4. carmen vivero Julio 29, 2015 at 4:06 am - Reply

    Y SER UNA PRINCESA CON LOS AMIGOS DEL COLE SEIS DE OCTOBER CON TAL SEA REGALADA CON TODOS LOS AMIGUS

    • carmen vivero Julio 29, 2015 at 4:07 am - Reply

      CON LA CALENTURA DEL SOL SALE LA LUZ DE DIOS MAS NEGRITA ME AGO

  5. carmen vivero Julio 29, 2015 at 4:03 am - Reply

    MAS BALE SER NEGRITA Y MALCRIADA ANTES ESTAR ADOCTADA SIN AMIGOS

  6. Eze Julio 16, 2015 at 8:26 am - Reply

    Hola..xD . Muy linda la historia. Me gustó mucho

  7. ANGE Junio 10, 2015 at 11:02 pm - Reply

    y ni siquiera tiene faltas de ortografia ¡¡TU SI!! ah y esta muy bonita tu historia felicidades pon mas historias japonesas porfa

  8. Maria Rosa Diciembre 31, 2014 at 3:47 am - Reply

    Esta historia se me ace rara x motivos nose como exlicarlo, pero la siento familiar.

  9. lizbeth Noviembre 20, 2014 at 1:17 am - Reply

    Me encantan las historias Japonesas

Leave A Comment

X