Hoy Salma, de Ullastrell (Barcelona), nos explica como hacer un autentico Café Turco y sus rituales. Su linaje familiar venido directamente de Estambul nos ofrece una manera auténtica para preparar y tomarse un delicioso café turco.

cafe-turco-6

El ritual de tomar un café turco en compañía, es una pasada. No es sinó una escusa, para juntarse un grupo de mujeres y hablar y pasar un buen rato. Pero claro, la escusa sigue siendo la “ceremonia” del café, así que las mujeres no pueden dejar de lado al café; entonces, y así, para empezar, todo ello se acompañade deliciosos pasteles y delicias turcas hechas para la ocasión. Valen, ya tenemos a un grupo de mujeres, una buena decoración pastelera, un buen café y ganas de hablar, reir, etc… Que falta? Efectiviwonder, en general, cuando la reunión es sólo de mujeres, acostumbra a estar incluida dentro del grupo a alguien que sabe leer los posos. Según dice Salma, las preguntas las podeis imaginar (mujeres somos aquí, en Turquía y en Nueva Zelanda, asi que… 😉 ) cuántos hijos vas a tener, como te irá con tal persona, cómo…..y hasta aquí puedo leer, jejejeje. Os plantais o “seguiis leyendo”?

Se dice en Estambul que si una muchacha no sabe hacer un café con mucha espuma, no encontrará marido !!

Los ingredientes para el Café Turco son:

  • Agua
  • Azucar
  • Café normal muy molido (una marca turca es “Mehmet Efendi“)

Ahora en formato paso a paso os mostramos como disfrutar de un auténtico Café Turco:

1.- Medimos el agua con la tazita que vayamos a usar. Y añadimos el mismo número de tazas de agua como de café vayamos a tomar.

cafe-turco-12

2.- Ponemos el agua fria en un cazo, y añadimos una cucharada de café molido natural por taza de agua. Todo esto lo ponemos a hervir.

cafe-turco-2

3.- Añadimos el azucar al gusto.

cafe-turco-3

4.- A la primera que hierva se retira el café del fuego, y se reparte la espuma en cada taza. Luego volvemos a colocar al fuego el cazo hasta que hierva de nuevo. Bajamos el fuego y lo dejamos unos dos minutos con el fuego bajo.

cafe-turco-4

5.- Añadimos el resto del café en las tazitas.

cafe-turco-5

6.- Es costumbre acompañar el café con un vaso de agua, servido en una bandeja. Hay gente que tiene la costumbre de tomar el agua antes del café, o los hay que después del café, ya que es una marera de mantener la boca limpia de café.

cafe-turco-61

7.- Una vez ya te has tomado el café y no puedes beber más porque molestan los posos, es el momento de parar.

cafe-turco-7

8.- Ahora viene la parte de si quieres interpretar los posos, para ello una de las maneras es tapar la tazita con su platito.

cafe-turco-81

9.- … Y le damos la vueta agarrándolo con las manos. No se me acojone el personal, es mucho más fácil que girar una tortilla de patatas… 😉

cafe-turco-9

10.- Pondremos una alianza encima y cuando esta esté fria, ya se puede abrir  la taza.

cafe-turco-10

11.- Entonces se pueden interpretar los posos: el futuro,…. Es normal que no parezca un poso de café, (es más, se acerca más a un ColaCao “poso-ido”) tal y como lo conocemos. :)

cafe-turco-111

Ahora dejemos claro algunos conceptos: la adivinación consiste en la capacidad de preveer acontecimientos futuros por medio de la percepción extrasensorial utilizando como soporte de videncia los posos de café. Así pues, si no eres adivina (o si no tienes ningún título por ahí que lo diga) a lo sumo lo que podemos hacer es tratar de “jugar” a serlo, que tampoco hay nada malo en ello.

Aquí van algunos consejos para la auto interpretación:

Procura no estar en un estado mental, sinó relajate y deja que te lleve tu intuición, recuerda que la primera impresión es la que vale, no las interpretaciones mentales posteriores.

A groso modo dicen que posibles dibujos o símbolos que intuias que sean claros se pueden interpretar como de buena suerte, y los más borrosos representan obstáculos.

Hay quien dice que la colocación del asa es importante; tiene que estar a las 12 respecto a un reloj, pero según Salma, eso no esencial.

Curiosidad cultural:

El día de pedida de la mano, el novio con su família van a casa de la novia, y éstos traen delicias turcas. Entonces le toca el turno a la novia, la cual debe preparar un café bien espumoso. Ella, en la cocina y a escondidas de la familia y de todos los demás escupirá en la taza de su futuro marido 8-O (si, yo tampoco me lo creía) para tenerlo bien agarrado y así crear un vínculo entre los dos. Luego las dos familias hablan y se conocen mutuamente tomando un buen café.

En turquía hay un refran que dice: “la mujer que no sabe hacer un café no sabe hacer nada“.

Si te ha servido o lo has encontrado útil, o simplemente te a gustado, salúdame por los comentarios. Lo agradezco más de lo que piensas, ;) Gracias.
Marina Salvador